jueves, 23 de mayo de 2013

Vínculos de Circo

Si bien este espacio tiene relación con generar ideas, reflexiones y discusiones criticas frente a la praxis del Circo Social; Quise por una vez poner énfasis a una palabra tan relevante y tan potente que se genera en el día a día y que en la practica del circo es clave, como es el Vinculo.

Vinculo hacia la técnica, hacia un elemento, hacia entrenar, hacia el compartir con otro/a, el vincularnos en algo que nos une, que nos motiva, que nos identifica, que nos da identidad.

El ver a otro/a con una clava en la mochila, nos hace ser amigos, hablar un mismo lenguaje, hasta quizás vibrar con las mismas cosas. Pero que difícil es cuando este vinculo se rompe, se quiebra o se triza.

Somos personas que necesitamos de otros/as, sobretodo en esta profesión-oficio, donde por mucho que quiera o necesite estar solo, es casi imposible, para entrenar me motivo mucho mas cuando hay personas a mi alrededor haciendo lo mismo, me supero, me esfuerzo, pongo lo mejor de mi; cuando quiero mostrar ese truco que tanto tiempo me costo poder realizarlo, necesito de otro/a para que lo vea, lo critique, se sorprenda…el circo es y será un espacio de vínculos afectivos, de confianza, de respeto, de confianza, vínculos que deben fortalecerse desde nuestra individualidad y colectividad.

Si no existieran los vínculos, tampoco existirían compañías, grupos, convenciones, encuentros, festivales, agrupaciones, redes. Desde el Circo Social estos vínculos son los que hacen de esta herramienta, una praxis potente, en una sociedad donde cada día nos han ido enseñándonos que es mejor pensar en uno mismo y después en los demás, cuando la forma de relacionarme  ya no es cara a cara, sino virtual con redes autodenominadas sociales, que mas bien son virtuales, debemos ser capaces de romper esta forma de vincularnos y volver a la confianza plena al momento de hacer pases con clavas, de necesitar a alguien para alcanzar el trapecio, de reírme y disfrutar con un clown.

No quiero caer en tecnicismos y ni visiones paradigmáticas del circo social, sino mas bien volver a esa esencia, que hace que este arte haya calado tan hondo en mi, como para decidir hacer de el una forma de ver y vivir la vida. El circo y sus vínculos me ha regalado bellos momentos y la posibilidad de conocer a grandes amigos/as que al igual que yo vibran, se emocionan y aman el circo y su desarrollo.

Creo que en este momento cuando el circo ha crecido mucho en nuestro país, con eventos que ya son parte del calendario anual de un malabarista, acróbata o trapecista, es necesario volver a mirarnos para vincularnos desde esa sensación de que cada domingo el parque forestal era el espacio para fortalecer ese vinculo, o las convenciones donde era el momento de vincularnos con nuevas personas, sorprendernos, hacer nuevos amigos.

Cuando me preguntan porque hago circo, no puedo dejar de pensar en tantas historias que he ido construyendo a partir de una bola de contacto, una nariz de payaso, una convención, una experiencia de Circo Social, una clase, un taller, un encuentro, un momento mágico para vincularnos, volviendo a crear y a creer

No hay comentarios: