lunes, 30 de enero de 2012

Un cajón lleno de Circo, experiencias que transforman el alma

Para comenzar quiero agradecer todas las experiencias que he tenido de circo como herramienta pedagógica y social, desde Plan Clown hasta Circo Ambulante, son muchas las personas que he conocido y que me han hecho enamorarme del circo (Puente Alto, Maipú, Calera, La Pintana, Peñalolén) y quizás cuantas mas que se me pueden olvidar.


Durante un par de años me dedique a pensar el circo, buscar mejores formas, teorizar, desarrollar otros proyectos, pero este año que recién paso, me volví a encontrar con la experiencia de dar clase, de ser un profesor de Circo, y como cada vez me vuelvo a enamorar reconociendo lo significativo que el circo lo ha sido y será en mi vida.


Con Fondos del Consejo de la Cultura, pudimos como compañía levantar y llevar a cabo una experiencia de Circo en la Comuna de San José del Maipo, un lugar en la cordillera de la región metropolitana, que posee una mística que atrae. A ese lugar partimos, con una experiencia previa intencionada desde la Red Infanto-juvenil, pero ahora de forma autónoma y con un proyecto propio y ambicioso, dejar un grupo instalado que pudiera primero conocer las técnicas y segundo aprender de la experiencia de nosotros como circo ambulante, para que se proyectaran en el tiempo.


Comenzamos de la misma forma que en otras experiencias, realizando actividades de difusión, pegando afiches, utilizando las redes virtuales, hasta que llegaron una gran cantidad de adolescentes que venían a ver de que se trataba la escuela de circo, un cajón lleno de circo.


Fue así que durante un año 2 veces por semana, nos fuimos juntando, compartiendo, aprendiendo y disfrutando tanto de aprender como de enseñar el arte circense, que a mi juicio no se enseña, solo se comparte.


Y de los círculos de conversación, de los vínculos, de las historias que se fueron escribiendo surge una de las mas significativas, ya que genera identidad y sentido de pertenencia, la creación del Nombre, Circo Ankatu…palabra que tiene un simbolismo muy importante para esta experiencia, primero por ser el nombre del hijo de una de las participantes del grupo, única persona que sigue de la primera experiencia realizada y segundo por el significado “Mitad de Mi” ya que ese significado hacia creer que el circo les había transformado de tal manera la vida, que ya se había convertido en una parte importante de lo que son y no cualquier parte sino que la mitad de lo que somos.


Esta experiencia me lleno el alma, por la mística y amor de las personas que fueron parte de ella; experiencia que tambien fue retratada de gran forma por Claudio Martínez, otro soñador capaz de transformar vidas, a través de su lente, muchas gracias amigo.


Como psicólogo y circense, investigando el significado de lo que he denominado el psicocirco, he visto de cerca como el circo transforma vida, espacios y familias, llenando un espacio de colores, magia y amor no solo por la técnica, sino por todo lo que esta detrás, la perseverancia, el exponerse, la creatividad, la solidaridad, el trabajo en equipo, la confianza y todas las demás habilidades y factores protectores que hacen del circo una herramienta que no solo crea artistas y espectáculos, sino que tambien vínculos y familias.


Gracias Circo Ankatu…

8 comentarios:

Adsresu dijo...

Hola Marcelo, mi nombre es Moroni, te escribo desde Cd. Juárez, México, me gustaría saber si puedes compartir tu tesis que tienes de Circo Social, ahorita estamos implementando la metodología del Circo Social, en algunas zonas de la ciudad, mi correo es weorpi@gmail.com.

Edu1313 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edu1313 dijo...

Hola Marcelo, soy Edu de España. Después de pasar un año en una escuela de circo en Nueva Zelanda estoy muy interesado en aprender más acerca de circo social. Tengo idea de montar una escuela de circo aquí en mi cuidad y estoy muy interesado en tu tesis. ¿Serías tan amable de enviármela, por favor?
Mi correo es edu13leo@hotmail.com

Xabier dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xabier dijo...

Hola, Marcelo: Te felicito por el blog y el trabajo que haces. Yo Trabajo como educador en una residencia de protección con chicos y chicas de 15 a 18 años. Me interesa mucho el trabajo que haces, porque yo llevo un año y medio haciendo actividades circenses con los chavales de mi centro, de una forma quizá poco estructurada (malabares, slackline, monociclo). Ha resultado de mucho interés para la mayoría, por eso me gustaría seguir profundizando en el tema. Te dejo mi email y así estamos en contacto. Es este: javiecharren@yahoo.es
Un saludo

Javier

Catherine Soriano Soto dijo...

Hola Marcelo, te felicito por el blog.
Mi nombre es Catherine , estudio Terapia Ocupacional y pase a 5to año de mi carrera, me encanta el circo y me gustaría realizar mi seminario de titulo abordando el circo social y mi profesión. Por lo que te pido porfavor compartas tu tesis ya que sería un gran material y ayuda.
MI correo es: c.soriano.soto@gmail.com

Te lo agradesco de antemano.

Marcelo Perez Daza dijo...

Gracias por sus comentarios, les envie la tesis ojala podamos seguir en contacto.me pueden agregar a facebook Marcelo Perez Daza

Saludos y Arriba el Circo

Gracias por Crear y por Creer

Xabier dijo...

Gracias Marcelo. Te voy a agregar a mi facebook y así te consulto dudas para hacer actividades de circo con los adolescentes de mi centro.

Un abrazo

Javier