jueves, 30 de julio de 2009

La falta de espacios para proyectarnos...

Desde que comenzó el nuevo circo en el parque forestal, han surgido varias compañías en distintas comunas que han utilizado el circo como herramienta de intervención psicosocial y comunitaria.

Circo Ambulante, El circo del mundo, circunloquio, acrobacirco, 4 sociales y muchas más.

Este trabajo ha hecho que el circo se reconozca como una herramienta valida y potente de trabajo con jóvenes, niños y niñas en vulnerabilidad social.

Pero es inevitable, por lo menos para mi, el reconocer que esta experiencia que pueden ser relevantes para el desarrollo en mejores condiciones sociales de los niños, niñas y jóvenes, cuando no hay espacios para seguir desarrollando las habilidades y competencias adquiridas.

La posibilidad de generar espacios de participación son claves para mejorar las condiciones, ya que aumenta la confianza hacia si mismo y hacia el grupo que se forma de la experiencia.

La utilización del espacio publico, es un derecho, pero lamentablemente en nuestro país, en general tiene mucho mas peso un vecino que se queja, que el desarrollo del arte como una herramienta de expresión y transformación social, por que digo esto, porque en el día de ayer se decidió por orden municipal cerrar el galpón Víctor Jara, perdiendo así otro espacio de expresión cultural.

Hasta cuando en este país, dedicarse al arte va a ser un problema, en la comuna donde funcionamos como Circo Ambulante, Puente Alto la visión del municipio, nos impide hacer manifestaciones artísticas de Circo, en forma masiva, pese a que hicimos todos los pasos del conductor regular (burocracia) que ellos imponen y lo pero de todo, sin tener una explicación mas que, "Ese espacio no se presta para eventos públicos".

Esta reflexión surge de la sensación de los logros que como circo hemos realizado en cada una de las áreas, escuela, circo social, pero surge un desafío o cuestionamiento, que hacer con la cantidad de personas que poseen habilidades, que se enamoran del circo, que les podemos ofrecer, si la forma de visualizar el circo, nos esta perjudicando.

Tomando lo anterior, postulamos al fondart con 2 proyectos, uno para un encuentro social de circo y otro para una gira con el espectáculo por comunas periféricas que por su ubicación geográfica, no pueden acceder habitualmente a este tipo de manifestaciones artísticas. ¿Que paso? fuimos rechazados, pese a que ambos proyectos fueron muy bien evaluados, iniciativas viables de alto impacto, pero en uno observaciones por los sueldos y en otro por que el encuentro no estaba abierto a otras personas...ahh y uno de los evaluadores no estaba de acuerdo con la evaluación cualitativa.

Entonces otra vez reflexiono, como podemos crecer y hacer del circo una profesión seria y ética, cuando nuestras instituciones evalúan así una iniciativa, ni siquiera hay una evaluación que te permita crecer y conocer y reconocer tus errores.

Bueno el desafío y la invitación es a seguir creciendo, luchando, juntándonos, para no perder las ganas de seguir creciendo y hacer del circo una forma de trabajo.

Para eso esta la convención y todos los eventos que se realizan del circo. Siempre he pensado en poder hacer una organización funcional que unifique visiones y que tenga la representatividad para luchar por espacios de difusión, muestra, y reflexión del nuevo circo...Ojala algún día podamos hacerla una realidad...

No hay comentarios: