jueves, 28 de junio de 2007

parte de mi tesis

El circo es un arte “popular” que se traslada desde las carpas multicolores, a diversos espacios comunitarios (plazas y sedes comunitarias), transformándose en una innovadora y lúdica herramienta de trabajo comunitario.
Las diversas disciplinas del circo, ayudan a generar diversas habilidades y factores protectores tanto a nivel grupal como individual. En el primero, se potencia, el respeto, la solidaridad, el apoyo mutuo, la identidad grupal y la confianza como motor importante para la práctica de las diversas técnicas circenses. (Vergara, 2004, Inverno, 2003, Jara 2004)
A nivel individual potencia el autoestima, ayuda a manejar la tolerancia a la frustración, se promueve la capacidad de levantarse y aprender de los fracasos, desarrollar el sentido del humor, ayuda a conocerse y sorprenderse de si mismo, a visualizar las potencialidades y a respetar el cuerpo como herramienta de trabajo y expresión artística. (Vergara, 2004, Inverno, 2003, Jara 2004)
En el ámbito comunitario el Circo promueve la participación de la comunidad, haciendo que esta reconozca y se haga parte del proceso, sorprendiéndose y encantándose con este arte, aquí el recuperar espacios públicos para las prácticas y muestras, juega un rol fundamental.
Siendo esta una forma de acercar el circo a la comunidad y de potenciar la participación de los niños, niñas y jóvenes en ella, dándole identidad y una posibilidad de mostrar sus avances, además de poder reflexionar acerca de las inquietudes o experiencias de los participantes a través de la muestra tratando de dar un trasfondo psicosocial a cada una de ellas. (Vergara, 2004, Inverno, 2003, Jara 2004)
Es por esto que elaborar un proyecto de tesis que permita reflexionar y sistematizar la utilización del circo como herramienta de trabajo comunitario es algo necesario, debido a que se esta utilizando en diversos ámbitos sin tener un modelo de trabajo que valide teórica y prácticamente los alcances que este posee, además no existe en nuestro país una sistematización que presente cuales son los alcances o objetivos que el circo social busca, donde se reflexione acerca de las visiones que los beneficiarios directos poseen.
Por otra parte la construcción de una representación del Circo social por parte de los beneficiarios directos, es clave para medir cualitativamente cual es el aporte que este logra generar en aquellos que lo practican, siendo esta una herramienta de análisis importante tanto para la teoría, como para la práctica del trabajo comunitario a través del circo.
Además que el modelo de trabajo del Circo social, posee un enfoque similar al de la Psicología Comunitaria, partiendo desde las potencialidades de aquellos que lo practican, donde los protagonistas son los niños, niñas y jóvenes, la intervención se realiza en la comunidad, respetando su propia realidad e historia, donde el monitor se muestra como un catalizador quien influye y es influido por la comunidad, se parte desde la visión de que cada persona o comunidad es activo y proactivo en el aprendizaje de las nuevas habilidades ya sean artísticas o psicosociales.
Es así que se puede apreciar que el circo y la psicología deben potenciarse mutuamente, entregando una reflexión critica y sistemática sobre el valor y los alcances que este arte posee al momento de transformarse en una novedosa y lúdica herramienta de trabajo desde las visiones y representaciones de la comunidad a la cual va dirigida.

4 comentarios:

Carla dijo...

Creo que cualquier forma de alejar a la psicologia de sus fantasmas (no tan muertos) sobepatologizadores e institucionalizadores se agradecen.
Se agradece el esfuerzo, las ganas, el empeño, el "quemao de pestañas" por reinventar formas de intervencion.
Si ludicamente podremos acercarnos a la vulnerabilidad humana y asi lograr sonrisas, creo que es una muy buena propuesta.
Las propuestas que nos alejen de la dogmatización de la disciplina, de su afan cientificista, y nos conviertan en seres HUMANOS con las pifias incluidas y los esfuerzos necesarios.
Mientras solo animo y ganas, que a veces el camino se hace pesao
Abrazos y a jugar!!

Mata Curi

Naranja Buendía dijo...

que rico que el trabajo en circo social, como intervencion comunitaria se esta llevando cabo con una base teorica que lo respalde. Ya que llevar el circo a las comunidades y que llegue directamente a las personas, haciendo que a traves de un trabajo conjunto con las personas y no para las personas, es un trabajo realemente efectivo porque viven de forma activa lo que es aprender una disciplina circence,Ccon todos los valores que este entrega, dejando de ser solo espectadores y aportando a la posibilidad de dar a conocer este arte a otros sectores.
Te felicito Marcelo por lo que llevas de tesis, que he conocido en parte por tu blog. Y muchos existos tanto en lo que han logrado en el circo ambulante y en lo que te queda de la tesis, no sea solo eso ,si no un gran camino hacia adelante.

Naranja Buendía dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dana dijo...

Hola Marcelo, tuve la oportunidad de escuchar tu ponencia en el I Congreso Latinoamericano de estudiantes de psicologia que se realizo aca en Peru; la verdad que me parecio muy interesante la propuesta que haces y te felicito por ello. En Lima hay una bailarina llamada Vania Masi­as quien realiza un trabajo parecido con jovenes de sectores pobres y ha tenido mucho exito; esto me hace pensar que el trabajo que realizan, ambos a su manera, nos dan esperanzas de que si se pueden dar cambios en la sociedad, y aunque no siempre tengamos apoyo de las autoridades, cuando algo se quiere y se lucha, es posible alcanzarlo!
Quisiera agregar ademas que fue importante escucharte, luego de ello me plantee muchas cosas sobre mi vida profesional, aun soy alumna del 7mo ciclo de psicologia y quisiera, como toda persona, llegar a hacer cosas que me llenen el alma...
Sigue con esta propuesta, que estoy segura, conseguiras mejores resultados de los que ya has obtenido.

Saludos desde Peru!

Daniela Purizaga